10 consejos básicos para una crianza positiva

Ser padre no siempre es fácil, pero deshazte de la culpa: el padre perfecto no existe. Por otro lado, intentar cambiar nuestro comportamiento según las situaciones que nos encontramos con nuestros hijos y adoptar pequeños hábitos en el día a día ya es un buen paso adelante.  El camino a la paternidad positiva.

Aquí tienes 10 consejos básicos que te acompañarán en este camino:

1 – El amor en el centro de todo

Haga lo que haga el niño, tu amor por él permanece intacto, y aunque lo sepas, es importante que tu hijo se dé cuenta. Una de las cosas más importantes que un niño necesita es que se siente amado.

2 – Sea un modelo a seguir

Hay una frase popular muy conocida: “Haz lo que digo pero no lo que hago”. El adulto debe ser un modelo para el niño dándole un buen ejemplo a seguir. ¿Cómo podemos esperar algo de un niño que no aplicamos nosotros mismos?

3 – Tener un comportamiento benévolo

Sea respetuoso en sus gestos, voz y palabras es ser amable. Así que prefiero el diálogo a la irritación y mostrarle al niño que podemos gestionar los conflictos relacionales adoptando una actitud benevolente. De lo contrario, el niño podría reproducir un modo relacional peligroso tanto para sus futuras relaciones como para él mismo.

4 – No criticar y devaluar al niño

Algunas de nuestras frases pueden esconder unas palabras muy pesadas para un niño, que inmediatamente se sentirá criticado, encasillado y por tanto desvalorizado. Si criticamos constantemente al niño, él mismo puede adoptar este comportamiento y juzgar a los demás muy (demasiado) rápido. ¡La autoestima es muy importante!

5 – Animar al niño y confiar en él

Para adoptar un comportamiento benévolo, es necesario resaltar lo que es positivo en el niño : valóralo, anímalo. Cada niño tiene un potencial infinito dentro de él, y aunque ya eres consciente de ello, el niño también debe tomar conciencia de ello, gracias al comportamiento que tendrás hacia él. Poco a poco, el niño aprenderá a creer en sí mismo, a tener confianza en sí mismo para poder salir siempre adelante y superar las pruebas que se le presenten.

6 – No hables mal de tu hijo

Evite hablar negativamente de su hijo en su presencia. El niño comprende y siente todas las cosas degradantes, hirientes y por lo tanto negativas.

7 – Acoger y aceptar la opinión del niño

Cada persona es única, al igual que su hijo. Cada niño también tiene el derecho a tener opiniones propias y es importante acogerlos y aceptarlos, los compartamos o no.

8 – El niño tiene derecho a equivocarse y fallar

Todos pueden cometer errores, es humano. Lo importante es demostrarle al niño que puede corregir su error, y esto creará en él un sentimiento de gran responsabilidad. Ante el fracaso, es importante que adoptemos una actitud positiva hacia el niño, dándole palabras de aliento y diciéndole que tiene mucho tiempo para llegar.

9 – “Ayúdame a hacerlo solo”

Es importante estar disponible para tu hijo Si le dices todo el tiempo que no tienes tiempo, pensará que es de poco interés para ti. Si te pide ayuda, puedes dársela, pero sin hacer el trabajo por el. Tu lo guiaras simplemente.

10 – Saber cuestionarte a ti mismo

Como dijimos anteriormente, el padre perfecto no existe, pero para avanzar en el camino de la crianza positiva, es importante cuestionarse de vez en cuando, para poder dar un paso atrás en nuestro comportamiento hacia el niño y en la calidad relacional de nuestros vínculos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.